Fujimoristas buscan respaldo a Ley Antiforestal

La congresista fujimorista busca respaldo para evitar la derogatoria de la Ley Antiforestal que favorece el cambio de uso del suelo del bosque tropical a favor de los monocultivos y la agricultura. Foto: Congreso de la República. La congresista fujimorista busca respaldo para evitar la derogatoria de la Ley Antiforestal que favorece el cambio de uso del suelo del bosque tropical a favor de los monocultivos y la agricultura. Foto: Congreso de la República.

Tres congresistas de Fuerza Popular (FP) aprovecharon la semana de representación para reunirse con “productores agropecuarios” en Yarinacocha, Ucayali. Rosangella Barbarán y Eduardo Castillo, aseguraron que fueron enviados especialmente por Keiko Fujimori, lideresa de FP para atender los “reclamos”.

Por Sebastián F. Pérez

24 de junio, 2024.- El jueves 20 de junio congresistas de Fuerza Popular (FP), sostuvieron una reunión con gremios de cadenas productivas de Ucayali en el auditorio de la Universidad Nacional Intercultural de la Amazonía (UNIA), ubicado en Yarinacocha.

Los parlamentarios asentían cada vez que los productores agropecuarios expresaban sus “disconformidades” con un predictamen en el Congreso que propone revocar la Ley N. ° 31973 –conocida como Ley Antiforestal–. Para ellos, este predictamen sería una “amenaza”.

Los parlamentarios Jeny López (Ucayali), Rosangella Barbarán (Lima), Eduardo Castillo (Piura), al finalizar la reunión mostraron su satisfacción, porque no hubo ningún cuestionamiento a la “Ley Antiforestal” y consideraron a los “productores agropecuarios” como aliados para “proteger” la cuestionada Ley N. ° 31973.

Los gremios convocados por el fujimorismo fueron el Frente Regional de Productores Agrarios y Medioambiente de la Región Ucayali (FREPAMARU), la Asociación de camucameros, los piscicultores de pesca artesanal y acuicultura, representantes de la Convención Nacional del Agro Peruano (CONVEAGRO) e impulsores de la distritalización de San José, en Yarinacocha.


Asistentes a la reunión: congresistas y agricultores. Foto: Sebastián F. Pérez.

El monólogo de Barbarán

Rosangella Barbarán, en un ininterrumpido monólogo, recordó cuáles eran los “imprevistos” que encontró en Madre de Dios, en cuanto a la Ley N. ° 31973.

Primero, la oposición de las comunidades nativas. Barbarán desestimó el concepto de tierras ancestrales, indicando que deberían utilizarse para la agricultura, en vez de declarar zona intangible (recuérdese que la intangibilidad detiene la deforestación que están produciendo las actividades ilícitas o extractivas).

Segundo –aunque este acontecimiento sucedió en 2022, ella lo tomó en cuenta–, que la administración del bono de mercado iba a pertenecer al Ministerio del Ambiente (MINAM), en vez de a los castañeros.

“La formalización de terrenos es una situación que aqueja a todo el país. Sin embargo, dentro de la Amazonía existe un punto especial: el debate entre quién o quiénes deberían tener la titularidad del predio” planteó Barbarán.

“Estuve hace poco en Madre de Dios, donde me reuní con algunas comunidades nativas. Les pregunté: ‘¿Qué estaban buscando?’ –porque ellos (los pobladores) están en contra de la nueva Ley Forestal. Y sus posiciones eran que iban a defender (los bosques)”.

“Entonces, dije: ‘Pero, esos terrenos están siendo usados para la agricultura desde hace muchísimos años atrás. ¿A quién realmente pertenecen?’. Y ellos me respondían: ‘A nosotros porque fueron de nuestros ancestros’”, enfatizó Rosangella Barbarán quien, en esa misma línea, olvidó que, en la Amazonía existen conflictos por el control del territorio entre cocaleros –fingiendo que son “productores agropecuarios”– y las comunidades nativas.

El Instituto de Defensa Legal (IDL) publicó en Instagram, el viernes 10 de mayo, el testimonio de Rosa Maya, comunera de Unipacuyacu, quién enfatiza que la comunidad se continúa reduciendo ante el establecimiento de colonos o personas relacionadas a actividades ilícitas como el narcotráfico, el tráfico de madera y la minería ilegal.

Incluso “los papayeros, se adueñaron de la tierra, nos mezquinan, no sabemos a dónde ir”, dijo la comunera.

¿Es la intención de la congresista de Fuerza Popular favorecer a este tipo de “productores”, como ocurre en Unipacuyacu?

Evidentemente, esos “productores” rodean a la comunidad, provocando un desasosiego entre los comuneros, quienes, desde hace treinta años, exigen la titulación de sus tierras en trámites aplastados por burócratas que favorecen el tráfico de tierras, a favor de los mentados “productores”.

Es que ¿acaso se pretende que empresas agroindustriales como Ocho Sur P. S.A.C., continúen incrementando el impacto ambiental sobre tierras ancestrales de las comunidades, tierras que –como se ve– el Estado tarda en reconocer y titular a favor de las comunidades?

La congresista Barbarán continuó: “Yo no creo que exista en el Perú un agricultor responsable que quiera atentar contra la Amazonía, sino todo lo contrario. ¿Tenemos que lograr el desarrollo de la Amazonía? Por supuesto. Hay mecanismos para esto”.

“Y, entre esos mecanismos, se aprobó la ‘Ley Forestal’–los fujimoristas consideran así a la cuestionada Ley Antiforestal, 31973–, contra todo pronóstico”. 

“Al Congreso de la República llegaron oenegés u otros organismos a decir: ‘que estábamos depredando la Amazonía'. Yo les preguntaba: ‘¿Hablaron con los agricultores? ¿Saben realmente qué es lo quieren (los agricultores)? Y en ese debate, también tuvimos una posición (firme) contra los caviares que decían, en su momento, defender los derechos humanos. (…)” prosiguió Barbarán.

“Por más látigos que podamos recibir, por más gente que envíen, por más oenegés que quieran comprar la Amazonía, nosotros la vamos a defender, y también su soberanía” reafirmó Rosangella Barbarán.

Ella fue la única parlamentaria que durante la reunión enfatizó principalmente la defensa de la “Ley Antiforestal”.

En cuanto a Jeny López Morales y Eduardo Castillo, actual vocero de Fuerza Popular, prefirieron hablar sobre las iniciativas legislativas que autorizan a gobiernos regionales y locales a promover inversiones en las actividades económicas como la acuicultura y la pesca artesanal.

La Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP), entre sus principales reclamos durante la Marcha Nacional, realizada el viernes 21, expresó su rechazo a la posición sostenida por la congresista Barbarán y manifestó: “el rechazo contra la Ley Antiforestal que promueve la destrucción de la Amazonía y amenaza a líderes indígenas y defensores ambientales”.

Diversos analistas, al respecto mencionan que la Ley N. ° 31973 no contribuiría “al pedido de formalización, sino, en la sobreexplotación del suelo, incrementándose el impacto ambiental”.

Sin embargo, evitar la derogatoria de la “Ley Antiforestal”, para el discurso retórico fujimorista constituiría un “avance en el desarrollo sostenible”; por esto, intentaron encontrar aliados en Ucayali, donde hay sectores que rechazan la “Ley Antiforestal 31973” y que respaldan el pedido para que se la derogue.


Los congresistas fujimoristas Eduardo Castillo, Jeny López y Rosangella Barbarán en Ucayali con el Gral. Gino Rengifo del Ala Aérea 4 tomando información sobre la transferencia de un terreno de 18 000 m² entre el MTC y la FAP para implementar una base aérea en el aeropuerto de Pucallpa. Fuente de la imagen: Facebook de Rosangella Barbarán.

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.