La caída del clan de “Leche” y su presunta vinculación con protestas

Yove Auccatoma ‘Leche’ detenido por la Policía Antidrogas. Yove Auccatoma ‘Leche’ detenido por la Policía Antidrogas.

Basándose en una comunicación telefónica de hermanos del narco “Leche”, la Policía afirma que habría organizado el traslado de manifestantes del Vraem a Lima. ¿Qué se sabe sobre ello?

Servindi, 21 de marzo, 2023.- En un reciente operativo, la Policía capturó al capo del narcotráfico en el Vraem, Yove Auccatoma alias “Leche”, junto a 24 integrantes de su organización, entre ellos tres militares y un policía.

Ahora indican que el clan de “Leche” habría organizado el traslado de manifestantes que llegaron a Lima desde el Vraem para protestar contra el gobierno de Dina Boluarte. ¿Qué se sabe sobre ello?

1. ¿Qué es el clan de “Leche” y desde cuándo opera?

Yove Auccatoma Leche, más conocido como “Leche”, es un capo del narcotráfico en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) al que la Policía le seguía los pasos desde el 2018, hace más de cuatro años.

La red encabezada por Auccatoma domina hace cuatro años el tráfico aéreo de envíos de cocaína hacia Bolivia, Paraguay y Argentina, tiempo en que habría concretado el envío de 30 toneladas de droga.

Según la policía, “Leche” logró asociarse con una organización boliviana de tráfico de droga para que sus avionetas aterricen y despeguen con cargamentos de cocaína.

Para ello, usaba las pistas clandestinas construidas en zonas inhóspitas en Vizcatán y había hecho nexos con militares y policías que le garantizaban un trabajo sin mayores complicaciones.
 

Droga y armas incautadas a la banda de ‘Leche’, narcotraficante del Vraem. Foto: La República
 

2. ¿Cuál fue el nivel intervención policial y militar en el clan?

El día que capturaron a “Leche”, el 14 de marzo, la policía antidrogas también detuvo a otros integrantes de su organización, entre ellos un capitán y dos suboficiales del Ejército y un suboficial de la policía.

Frederick Cunto Gamboa es el capitán del Ejército involucrado. “Leche” lo había contactado para que lo ayude a liberar dos camionetas suyas que habían sido incautadas con drogas y armas, en 2022.

Para cuando la policía lo fotografió en una reunión clandestina con “Leche”, en 2020, Cunto estaba asignado al Batallón de Operaciones de Protección del Ejército, en el Cuartel General del Ejército, más conocido como Pentagonito, en San Borja.

Los otros agentes implicados son los suboficiales EP Coat Alejo Lázaro y Jhomer Valdivia Silvera, quienes trabajaban en el Batallón Contraterrorista N.° 42, en el distrito de Pichari, provincia de La Convención, Cusco.

Este punto es clave pues ahí se encuentra el cuartel general del Comando Especial del Vraem. Ambos se encargaban de abastecer y dar mantenimiento a las armas de largo alcance de “Leche”.

En tanto, el suboficial de la PNP Luis Añanca Quispe, primo de “Leche”, pertenecía a la comisaría de Pichari y tenía como trabajo alertar sobre la presencia de policías y de operativos antidrogas en el Vraem.

Añanca es natural de la zona y conocía a los policías destacados en el área, por lo que contaba con una red de informantes en beneficio de ‘Leche’, a quien también ayudaba a fraguar documentos para evitar la persecución de la justicia.
 

Coat Joel Alejo Lázaro, 'Joel'; Johmer Valdivia Silvera, 'Johmer'; Frederik Euler Cunto Gamboa, 'Capitán'; y Luis Añanca Quique, 'Padrino'. Foto: PNP/composición de Jazmín Ceras/La República

3. ¿Qué relaciones reales tienen con las protestas?

Ahora bien, ¿de dónde se desprende la idea de que el clan de “Leche” está vinculado con el apoyo del traslado de manifestantes del Vraem hacia Lima para protestar contra el gobierno?

Según un reportaje de Latina, la hipótesis surge de una comunicación telefónica que mantienen dos hermanos del capo de la droga “Leche”: sus hermanos Santiago y Mery Auccatoma Leche, el 14 de diciembre de 2022.

En la conversación, Santiago le comunica que recién llega al Vraem y le pregunta a Mery cómo está la situación, aparentemente en la zona donde ella se encuentra, que sería Lima.

Mery le responde contándole sobre la llegada de un grupo de asháninkas a Lima y la detención de sus flechas en Chaclacayo. Seguidamente, le dice “¿y tú no vas a venir? Porque exsoldados están viniendo”.

Ante ello, Santiago responde que “no, nosotros estamos organizando, nosotros enfrentamos con armamento y todo, ya no pacíficamente, estamos esperando cuando ellos se rindan, más refuerzos pa’ salir”.

“Porque nosotros nos vamos a venir a morir, porque si de nosotros uno muere, tienen que morir cinco soldados, cinco policías, ¿qué vamos a morir sin matar a policías? Eso ya no tiene sentido”, añade Santiago.

Hasta el momento, este es el único indicio mostrado en medios por la policía sobre la vinculación entre “Leche” y las protestas. Un reportaje de La República da cuenta de la captura, pero no menciona nada sobre este último vínculo.

Lo único cierto y real es que miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional del Perú trabajan a favor de clanes de traficantes de drogas lo que explica que estas mafias operen durante años sin ser intervenidas. ¿Cuántas más habrán?
 

 

Te puede interesar:

¿Por qué no sabemos cuánta coca se cultiva en el Perú?

OpenDemocracy, 2 de marzo, 2023.- La expansión del cultivo de coca ha sido propiciada por la creciente demanda internacional de cocaína y el deterioro de las condiciones de vida de la población rural. Es también importante la debilidad institucional del Perú, un país muy penetrado por la corrupción a todo nivel y con una historia de participación de funcionarios públicos como cómplices del narcotráfico. Adicionalmente, otro factor que contribuye al crecimiento del narcotráfico es la intervención de los cárteles de la droga, financiando la producción y comercialización de la hoja de coca y sus derivados. Seguir leyendo...

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.