Australia: ¿Avance real o premio consuelo?

Fuente de la imagen: Hablemos de culturas.com Fuente de la imagen: Hablemos de culturas.com

Servindi, 20 de junio, 2023.- El senado de Australia aprobó el lunes 19 de junio la organización de un histórico referendo constitucional sobre los derechos de los pueblos indígenas y la creación de la figura de un representante que dé voz a esa población en el Parlamento.

La decisión fue aprobada con 52 votos a favor y 19 en contra, y permitirá al primer ministro, Anthony Albanese, fijar una fecha para el plebiscito, que incluiría una revisión de la Constitución australiana.

El gobierno de centroizquierda desea cambiar la constitución para empoderar a los pobladores indígenas, que enfrentan peores condiciones de salud, educación y mayor nivel de encarcelamiento que el resto de los habitantes.

La tasa de encarcelamiento de aborígenes en Australia se encuentra muy por encima de la población en general y es una de las más elevadas del mundo. En el caso de las mujeres indígenas, ellas representan cerca del 34 por ciento del número total de reclusas.

Como si fuera poco, en los hechos, el sistema de protección social separa a los niños aborígenes de sus familias y cultura, actuando como un mecanismo de asimilación forzada, observa un reportaje de Debates Indígenas.

Debido a la complejidad de los problemas, para algunos sectores la iniciativa adoptada queda corta en el alcance real que tendrían los pueblos originarios, y se lee como un premio consuelo y burocrático que tendrá poco impacto real. 

 

 

El Gobierno considera que Australia tiene una “oportunidad” de compensar siglos de injusticia contra el pueblo aborigen y darles por fin una “voz” a la hora de tomar decisiones en el Parlamento.

La ministra para Asuntos Indígenas, Linda Burney, una aborigen australiana, declaró que este será un momento “decisivo” para el país y dijo sentirse “emocionada”.

La reforma supondría que los aborígenes australianos, cuyos ancestros llevan viviendo en el país al menos durante 60 000 años, sean reconocidos por primera vez en la Carta Magna.

Además, tendrán derecho a ser consultados por el Gobierno a la hora de tomar decisiones y poner en marcha proyectos de ley que puedan afectar a estas comunidades. “Va sobre nuestra identidad como nación”, dijo Albanese, al apoyar la decisión del Senado.

“Hoy, nuestro Senado ha dicho que sí a organizar este referéndum. Ahora el pueblo australiano tendrá la oportunidad de decir que sí a la reconciliación”, señaló el Partido Laborista, que apoya la medida.

Los seguidores del “sí’ expresaron su deseo de que aproximadamente unas 900 000 personas que se identifican como aborígenes y que suponen unos 25 millones de habitantes de Australia, cuenten con un organismo de representación en el Parlamento, al que han llamado ’Voz Indígena”.

En tanto, los diputados conservadores denunciaron lo que llaman una una creciente división racial del país. 

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.