Buscan revocar sentencia que protege el río Marañón

Mariluz Canaquiri, Emilsen Flores y otras dirigentas de la Federación Huaynakana Kamatahuara Kana. Foto: Miguel Araoz Cartagena Mariluz Canaquiri, Emilsen Flores y otras dirigentas de la Federación Huaynakana Kamatahuara Kana. Foto: Miguel Araoz Cartagena

A pesar de los intentos por desbaratar el caso, mediante una serie de apelaciones, se espera que se ratifique al río Marañón como sujeto de derechos y a las mujeres kukama como personas jurídicas que lo protegen.

Servindi, 17 de mayo, 2024.- El Ministerio del Ambiente, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, la Autoridad Nacional del Agua y Petroperú presentó varias apelaciones para revocar la sentencia que valida al río Marañón como sujeto de derechos, logro histórico de las mujeres kukama de Loreto.

La audiencia se desarrolló el nueve de mayo en la Corte de Justicia de Loreto  con la presencia de la Federación Huaynakana Kamatahuara Kana y especialistas en el tema,  quienes defendieron la conservación de esta fuente de agua para las comunidades indígenas y locales.

La Federación de Mujeres Kukama, representada por Mari Luz Canaquiri, Emilsen Flores y Gilda Fasabi cuentan con la asesoría legal del Instituto de Defensa Legal (IDL) y la  ONG internacional Earth Law Center, que esperan un fallo a favor del Marañón.

Importancia de la sentencia 

Para Juan Carlos Ruiz de IDL, la sentencia es importante porque al reconoce al Marañón como ente vivo con derechos y limita el actuar del Estado, es decir, que hará que cualquier acto del Gobierno que lo ponga en peligro tenga un vicio de nulidad.

Además, porque crea el comité de cuenca que permitirá la participación de la sociedad civil y pueblos indígenas en la gestión integral del río Marañón.

Asimismo, establece la obligación, por primera vez, de someter a consulta previa con los pueblos indígenas el nuevo instrumento de gestión ambiental del Oleoducto Norperuano que deberá actualizar Petroperú.

Antecedentes

​​A pesar de ser uno de los más importantes del país, el río Marañón es afectado por constantes derrames de petróleo, proyectos de infraestructura y la minería ilegal, que generan una severa contaminación reflejada en graves problemas de la salud en las comunidades por la presencia de metales pesados en el agua.

Además, el consumo de pescado contaminado ha conllevado intoxicaciones crónicas y riesgos para la seguridad alimentaria de la población que se abastece de esta importante fuente hidrobiológica.

Debido a este contexto, la demanda para su protección se presentó en 2021 ante el Primer Juzgado Mixto de Nauta y el ocho de marzo de 2024 seo otorgó derechos al río Marañón y sus afluentes, y reconoció a las comunidades indígenas como sus guardianes y representantes.

El fin de la demanda es proteger al Marañón de Petroperú e instar al Estado a que atienda las demandas de las mujeres kukama para proteger al río, teniendo en cuenta su cosmovisión.

¿Cuáles son los derechos ganados del río?

“El río es un ser. Y si es gente, ¿por qué no puede tener derechos como los demás?” dice Mari Luz Canaquiri, presidenta de la Federación Huaynakana Kamatahuara Kana.

Según explican las mujeres, los ancestros de esta comunidad descansan en el río como espíritus y merecen respeto, ya que asisten a los chamanes en la curación de personas.

A raíz de todo lo anterior, las mujeres de la federación también protegen la memoria del pueblo Kukama de la contaminación tanto física como cultural.

Los derechos reconocidos al río Marañón son: fluir para garantizar un ecosistema saludable y fluir libremente de toda contaminación, alimentar y ser alimentado por sus afluentes y a su vez alimentar a la biodiversidad.

Asimismo, tiene derecho a que se le restaure,  la regeneración de sus ciclos naturales y a la conservación de su estructura y funciones ecológicas.

 

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.