Brasil: hambre en medio de auge agroexportador

Una feria hortícola en Sousa, una pequeña ciudad de la región del Nordeste de Brasil. La agricultura familiar abastece de alimentos las ciudades, como factor decisivo en el combate a la inseguridad alimentaria. Imagen: Mario Osava / IPS Una feria hortícola en Sousa, una pequeña ciudad de la región del Nordeste de Brasil. La agricultura familiar abastece de alimentos las ciudades, como factor decisivo en el combate a la inseguridad alimentaria. Imagen: Mario Osava / IPS

En 2023 Brasil vendió diez veces más de lo que compró en productos agropecuarios, pero tiene casi 9 millones con hambre.

Servindi, 4 de mayo, 2024.- Brasil tiene 8,7 millones de ciudadanos en situación de hambre grave a pesar de que se destaca como uno de los mayores países exportadores agrícolas del mundo.

Según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) la cantidad de brasileños en inseguridad alimentaria grave aún suman 20 por ciento más que en 2013.

La recesión económica en 2015-2016, el retroceso en las políticas de seguridad alimentaria del gobierno de Jair Bolsonaro y la pandemia son responsables de esta situación.

Además de esos factores coyunturales, el desarrollo agrícola prioriza la producción de materias primas para exportación, en lugar de alimentos. Esto conduce a la contradicción del hambre en una potencia agrícola como Brasil.

En 2023 este país vendió diez veces más de lo que compró en productos agropecuarios. Exportó más de 165 mil millones de dólares e importó casi 16 mil 500 millones de dólares de importaciones.

La soja aportó 40 por ciento de todas de esas exportaciones y con otros monocultivos ocupan las mayores extensiones de tierra, pero esto en lugar de ayudar a combatir el hambre, lo agrava.

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.