Cine Peruano en grave peligro por Ley Anti Cine

Servindi, 11 de junio, 2024.- (actualización) El martes 11 de junio la mayoría del Congreso de la República aprobó la denominada Ley Anti Cine que pone en grave riesgo al cine nacional.

Por la mañana el Colectivo “En Defensa del Cine Peruano” expresó su rechazo al dictamen de la Comisión de Economía en una conferencia de prensa realizada en la sede de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH).

La norma reduce solo al 50 por ciento los montos a los proyectos ganadores que aplican a los concursos que convoca el Ministerio de Cultura, a pesar de que estos concursos son un disparador para el avance de la incipiente industria cinematográfica.

El proyecto se presenta en un contexto en que el cine regional está dejando el nombre del Perú en alto en varios festivales internacionales y es la principal ventana para mostrar la diversidad y riqueza de las historias, culturas, lenguas y paisajes que tiene Perú. 

Cuestionamientos principales

El Artículo 10.3 a la letra otorga a la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo, PROMPERÚ, la función de comisión fílmica del Perú, promoviendo el uso de locaciones en el territorio nacional.

El Colectivo en Defensa del Cine Peruano considera que la Comisión Fílmica debe tener una ley propia pues la función de la Comisión Fílmica es totalmente diferente.

El Artículo 12 referido a los “Estímulos económicos a la actividad cinematográfica y audiovisual” condiciona los porcentajes a la potestad del Ministerio de Economía y Finanzas, entidad sin experiencia en la problemática del sector.

Respecto a las estímulos a la actividad cinematográfica y audiovisual regional condiciona la entrega a que no beneficien a obras que atenten contra el Estado de derecho y afecten la defensa de los intereses del Estado peruano.

Tampoco pueden beneficiarse aquellas que contravengan la Política de Seguridad y Defensa Nacional o vulneren la Constitución Política del Perú y el ordenamiento jurídico peruano.

El colectivo considera inaceptable este alcance por contravenir la Constitución Política al restringir la libertad de expresión, la libertad de creación artística y la libertad de información.

La comunidad cinematográfica ha explicado en numerosas oportunidades que los montos otorgados en los estímulos económicos del Ministerio de Cultura no cubren los costos de una película.

Estos son solo una ayuda para buscar otros fondos y si se quita el 50% la búsqueda será mucho más difícil, más larga y muchas películas se quedarán a medio camino o podrían nunca hacerse.

En este caso, el cine regional prácticamente desaparecería, porque su desarrollo ha dependido principalmente de los estímulos. Los auspicios y ayudas privadas están destinados principalmente a un cine hecho en Lima y de géneros muy específicos, películas solo de entretenimiento. 


Fuente de la imagen: Diario La República

Antecedentes

La arremetida contra el cine peruano fue iniciada por la congresista Adriana Tudela que presentó el 13 de setiembre de 2023 el Proyecto de Ley 5903/2023 CR.

La iniciativa dispone derogar el Decreto de Urgencia 022–2019 que promueve la actividad cinematográfica y audiovisual y rige actualmente los estímulos económicos que realiza el Ministerio de Cultura.

Los trabajadores de la cinematografía y el audiovisual crearon el Colectivo “En Defensa del Cine Peruano”, que agrupa a más de 70 gremios representativos y cerca de 700 trabajadores independientes del cine y el audiovisual de todo el país.

El proyecto fue enviado a las comisiones de Economía y Cultura y el colectivo envía cartas solicitando reunión a ambas comisiones, para explicar los motivos por los cuales el PL Tudela no es favorable.

La Comisión de Cultura atiende el pedido, pero no la Comisión de Economía, a pesar de la insistencia del colectivo.

El 8 de mayo de 2024 la Comisión de Economía prepara un dictamen que mezcla todos los proyectos presentados a su despacho y que finalmente se convierte en un pre dictamen.

Bajo el engañoso nombre de “Ley que crea mecanismos de incentivos para el fomento de la actividad cinematográfica y audiovisual” en realidad su contenido es considerado un retroceso para el desarrollo del sector.

El monto que el Ministerio de Cultura entrega a los cineastas constituye un porcentaje importante del presupuesto de la película. Además, genera confianza al momento de buscar colaboradores en la empresa privada y en las coproducciones con otros países para completar el presupuesto. 

Por cada sol entregado al cine a través de los estímulos, los cineastas devuelven al Estado 1.8 soles. Cada película crea trabajo para más de 50 personas aproximadamente, además de contratar servicios (catering, transportes, etc.).

Cada una de estas personas paga sus impuestos y es así como los estímulos económicos se devuelven a largo plazo al Estado peruano. Hay un estudio de la Universidad del Pacífico que así lo demuestra. 

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.